Les informamos que debido al Estado de Alarma motivado por la alerta sanitaria, siguiendo las
indicaciones de la Autoridad Competente, nuestra oficina permanecerá cerrada al público y seguiremos operando con
normalidad mediante teléfono, correo electrónico, y sistemas de comunicación telemática

1.jpg

Soluciones integrales

El abanico de opciones disponibles nos permite cubrir cualquier tipo de necesidad, ofreciendo sistemas de tratamiento dimensionados y adaptados a cada situación, o bien sistemas específicos para una fase concreta de la línea de tratamiento.

Las soluciones disponibles variarán en función del tipo de agua a tratar y de las características del agua a producir, pudiendo clasificarse generalmente como:

  • Instalación de Desalación de Agua de Mar (IDAM) o Agua Salobre.
  • Estaciones de Tratamiento de Agua Potable (ETAP).
  • Estaciones de Depuración de Aguas Residuales o contaminadas (EDAR).

Las posibilidades son muy amplias e incluyen, entre otras, las siguientes instalaciones y sistemas:

En caso de tratarse de una solución parcial:

  • Captación y bombeo del agua bruta a tratar (proveniente de ríos, pozos, etc.).
  • Filtración (filtros de arena, filtros de cartucho, ultrafiltración, etc.).
  • Físico-químico, decantación, desarenado-desengrasado, etc.
  • Remineralización (normalmente con lechos de calcita o con cal).
  • Infraestructura para la distribución del agua tratada (depósitos de almacenamiento, estaciones de bombeo, impulsiones, etc.)

En caso de tratarse de una solución completa:

  • Sistemas de tratamiento de aguas salobres o agua de mar (EDR, OI).
  • Sistemas de tratamiento de agua potable.
  • Sistemas de tratamiento de aguas residuales (sistemas convencionales de fangos activos, MBR, MBBR, biodiscos, etc.).

La correcta definición de las características del agua bruta (agua de entrada a la planta), el objetivo del tratamiento (destino del agua a tratar) y la determinación de los parámetros exigidos para el agua producto (normas de calidad establecidas) son los principios fundamentales para adoptar una solución económica, duradera y útil en el tiempo.

El intercambio de información con el cliente es esencial para conocer, con el mayor detalle posible, los datos de partida que nos permitirán realizar un dimensionamiento óptimo de la instalación.

En función de las condiciones específicas demandadas por el cliente la solución podrá ser modular o requerir una obra completa. Las soluciones modulares son compactas, ocupan poca superficie, y el plazo de suministro, instalación y puesta en marcha es inferior al de las obras completas.

Las plantas compactas son fácilmente transportables en contenedores, no requieren prácticamente obra civil y en pocos días se dispone de agua tratada con total garantía.

En caso de disponer de una zona habilitada adecuada con espacio suficiente para albergar la planta (IDAM, ETAP o EDAR), los equipos podrán instalarse sin la utilización de contenedores.

Descargar información